Página personal

   

Diario - 20 de Noviembre del 2011

Posted by estebanlc_rock On sábado, 19 de noviembre de 2011 0 comentarios


Pasaron unos meses y me propuse colocar en mi blog un escrito que tenía reservado para mi sección "Diario". Es muy personal y obviamente hay algunas palabras las cuales denotan otras cosas que solamente yo sé. Lo único que quiero que se entienda es que ya no me siento de esa manera, al menos no tanto. Mis escritos son realizados en instantes específicos, donde las palabras surgen sin esfuerzo alguno, o donde la necesidad de descargo es demasiado elevado. 
No espero que los disfruten ya que todo lo que significan estas palabras engloban un estado de dolor, pero si sería lindo que les pueda transmitir de manera correcta mis sensaciones y que por ahí, de alguna manera, pueda identificar a alguien con esto. 


-No puedo creer todo esto.
Que todo haya cambiado a tal punto de llegar al día de hoy. Recuerdo aquellos instantes y veo que el pasado es pasado.
Mi manera de ser, lo que generaba en una persona cuando me miraba. Todo cambio.
El respeto, el significado y el valor simplemente se esfumo tan fácil como la llama de una vela que se apaga con una brisa suave de otoño al entrar por una ventana semiabierta.
Recuerdo mi despertar. Como aquella "alegría" se abalanzaba sobre mí y me inundaba el alma, como la rutina era bienvenida y era mi amiga.
Recuerdo las salidas, como los temas se disparaban en distintos sentidos. Lo variado y cambiante de las conversaciones, aquellas sonrisas causadas por algún chiste, aquellos sentimientos de realización al saber que en ese preciso instante había alguien en algún lado pensando en mi.
Recuerdo mi paz interior, como golpeaba los problemas que me interrumpían, el disfrute del instante en cada situación presente.
Recuerdo aquellos mensajes que calmaban el monstruo interior, como ponían a dormir aquella bestia, con la misma eficacia que el sonido de una flauta hipnotiza una serpiente.
No es menor la mención de ellos. Pues ese trato dulce podía satisfacer, alegrar y ablandar a la peor persona, al corazón mas duro que pueda haber sobre la faz de la tierra. Extraño tanto como transcurría aquel tiempo. Como las palabras se tornaban cada vez más sentimentales, como el fin lo determinaba el sueño de una persona, y aun así las últimas palabras tranquilizaban un corazón desesperado que cada vez quería más y más.
Como olvidar aquellos labios que se movían al realizar la mención de unas palabras. No se podían oír pero llegaban al alma.
Como olvidar aquellos ojos vidriosos que solo de verlos te decían lo que sentían.
Como olvidar aquel contacto producto de la construcción hermosa de una emoción par.
Como olvidar aquellos momentos donde no hay espacio para los problemas, donde la mente se detiene y no es posible pensar u opinar nada al respecto. Donde el instante transcurre fluidamente y no hay cosa alguna que interrumpa su ejecución.
Extraño tanto que todavía lo observo y es parte de mi presente. y no puedo ni quiero soltarle la mano a todo eso que me acompaño durante tanto tiempo y que me hizo feliz.
Esta vez mi tristeza no es consecuencia de algún problema si no del vacío que siento en mi pecho.
Recuerdo también aquel rostro invadido por la sensación de sorpresa y alegría, aquellos brazos que se abrían y daban paso a una simpática bienvenida, al contacto físico tan esperado y ansiado. A su vez resultado del tiempo. Viste cuando el sentimiento de extrañar carcome cada entraña de nuestro ser?.... de esa manera.
Son tantas las cosas que se van y no vuelven, por más que uno lo desee con toda su alma.
Es tan feo saber que uno no tiene la suficiente fuerza para retener aquellas razones que convierten una angustiante vida en algo placentero.
Cuando me pongo a pensar en todo esto me doy cuenta del valor del tiempo gratificante.
Las sensaciones y emociones que transmiten ciertos instantes son indescriptibles por el simple hecho de que son irrepetibles.
Estoy tomando conciencia de que hay cosas que no van a volver a ocurrir, y simplemente quiero despedirlas, es la razón de este escrito.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario