Página personal

   

Diario - Lunes 31 de Enero de 2011

Posted by estebanlc_rock On lunes, 31 de enero de 2011 0 comentarios

Hay ciertos momentos donde pequeños problemas son arrastrados y llevados a convertirse en grandes problemas....como la teoría del caos donde el aleteo de una mariposa crea un huracán al otro lado del mundo...somos grandes generadores de sentimientos...todo el tiempo estamos creando con nuestro alrededor y con nosotros mismos emociones, sentimientos de diversas magnitudes, ser concientes de que nuestros comentarios y cada cosa que decimos o hacemos tiene sus consecuencias te pone en situación de responsabilidad, y no todos están preparados para enfrentarse a tal panorama. Al menos cuando "una pequeña cosa" que hicimos termina trayendo complicaciones muy graves...quien lo acepta? se debe aceptar?
Odio ponerme a pensar "esto se podría haber evitado" tengo la noción de destino demasiado arraigada. Simplemente las cosas pasan......es como salir a la calle con miedo de que te caiga un avión en la cabeza y estar previniendo tal situación. Uno no sabe lo que te depara el destino...todo puede marchar bien y deprontoooo .....silencio......vivir el momento mas desesperante de tu vida, o viceversa, pero no seamos extremistas no quiero irme por las nubes volvamos al tema... ¿como aceptar que algo que hicimos produjo un grave problema?.
Cuando nos percatamos de eso, es difícil aceptarlo, el sentimiento de culpabilidad está, nadie lo puede sacar, no importa que haya sido un simple detalle, una cosa menor, la cuestión es que logramos un problema....una situación donde vale más EL HECHO que LA INTENCION... Creo que el único remedio es la tranquilidad de la conciencia y el tiempo. Esas 2 cosas son las que lentamente van tapando la herida, quedando una cicatriz...y tenemos 2 opciones mirar el lado positivo, donde nos decimos "aquella herida se curo" o seguir infligiéndonos daños y observar la gran marca que aquello dejo, mirar la cicatriz de una forma despectiva, despreciándola, transformándola en un símbolo de todo el dolor que pasamos.
Debemos aceptar el destino que nos toca vivir, pensar que por una razón atravesamos momentos difíciles y que pronto vendrán momentos mejores...porque claro, peor no puede ser. Me atrevo a decir que con esa mentalidad detendremos el avance de nuestro malestar...no importa que luego se ponga peor... debemos aferrarnos a nuestros pensamientos sólidos, a aquellos postes que sabremos que por mas viento que sople no se desprenderán de la tierra... porque en esos momentos no debemos confiar, no hay espacio para el error, "la caída" puede deshacernos, puede hundirnos en un mar infinito de desesperación. Debemos ser concientes que las cosas que se hallan en este mundo son inestables, flexibles, se adaptan a su conveniencia y hay que ser vivos, conocer ese paradigma y tomar ventaja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario